Los ‘otros’ 10 trucos que nos ayudan a cuidar la Tierra

holaecoHoy es el Día de la Tierra, y queremos unirnos a nuestros compañeros del Colectivo HolaEco, ofreciéndoos este post en el que vamos a describir esas otras cosas sencillas, y generalmente gratis, que podemos hacer para que cuidar el planeta, desde nuestro día a día cotidiano en la ciudad. Que para eso somos el manual de supervivencia del urbanita sostenible.

En muchos sitios encontraréis tips para mejorar nuestra sostenibilidad, del estilo de usar el transporte público o reciclar los residuos, pero hoy vamos a mostraros “otros” trucos que van a ayudarnos a ser más respetuosos con el medio ambiente, a reducir residuos y mejorar nuestra calidad de vida y también la de todos los que nos rodean, sean personas, animales o plantas.

  1. Reutiliza tu energía. Apaga más la luz, cierra más grifo, pero a la vez reutiliza la energía que ya estás usando. ¿Cómo? El agua de fregar/ o de la ducha te sirve para tirar de la cadena. Pon el tapón si tienes bañera y ayúdate de un cubo para usarla en tu taza. Si te lo puedes permitir, ya existen lavamanos integrados en la taza que reutilizan las aguas usadas de la higiene y las acumulan en la mochila de la cisterna. Si vas a cocinar y a la vez quieres leer, llévate el libro a la cocina, y ten solo una luz encendida. Aprovecha el calor residual de la vitro, apagando un poco antes de finalizar la cocción. Deja las tareas de más precisión para cuando dispongas de luz natural, aprovecha el calor del horno para secar pequeñas piezas de ropa acercándolas a él con precaución…
  2. Compra a granel. Cada vez hay más tiendas que están recuperando la vieja costumbre de vender a granel, pero incluso cuando no exista esa posibilidad, rechaza de plano las frutas y verduras que vienen metidas en poliestirenos y otros materiales similares. Ve al mercado, donde encontrarás carne, pollo y embutidos a granel y llévate tus propios recipientes para guardarlo, por ejemplo, tuppers de cristal en los que el pollero, carnicero o charcutero no tendrá ningún inconveniente en poner el producto (tranquilos, por el peso, que para eso las básculas tienen tara), y reduciréis todos los papeles parafinados, bolsitas y bolsazas con las que nos inundan en las tiendas. Lleva siempre en el bolso una bolsa plegable y métete en el cerebro está frase: “No, no necesito bolsa”. ¡Ah! Y en tiendas como La Magdalena de Proust también es posible comprar los productos de limpieza a granel (además, salen más baratines).
  3. Reduce los productos innecesarios. Sometidos como estamos al bombardeo publicitario, a los cánones estéticos y a todo tipo de mensajes sobre cómo debemos ser y parecer, es fácil dejarse llevar y acabar creyéndose que necesitamos un millón de cosas para cumplir con nuestro deber social de ser estupendísimos. Si entramos, por ejemplo, en nuestro baño y miramos todos los botes que allí tenemos, ¿cuántos necesitamos realmente? ¿De verdad hace falta champú, acondicionar, mascarilla y sérum para el pelo? Prueba a cepillártelo mejor y más a menudo ¿De verdad hace falta un gel para un cosa, otro para otra, un exfoliante de tres olores distintos? Lo tenemos comprobado, con un producto neutro, que hace las funciones de champú y gel, basta. De verdad. Una hidratante corporal, y otra fácial. Una limpiadora. Para exfoliar tenemos muchísimos productos cotidianos que nos ayudarán, como el azúcar, o guantes de crin o cuerda para el cuerpo. Desde luego, elimina las toallitas de todo tipo de tu baño, ¡son lo peor!. Opta por minimanoplas de rizo lavables y reutilizables.
  4.  Compra responsablemente. Sabemos el gustico que da ir de compras, pero hay que empezar a pararse a pensar seriamente si no se nos está yendo la mano. Mira tu armario ¿cuánta ropa hace meses que no te pones? ¿Cuánta no te has puesto aún? ¿De cuánta te has cansado sin siquiera estrenarla? Lo mismo se puede decir cachivaches para la casa (con los bazares chinos parece que nos hace falta de todo y no paramos de comprar tonterías), o incluso con la comida ¿cuánta tiramos?. Antes de ir a comprar haz una lista con lo que realmente vas a necesitar. Y no solo con la comida, hazlo también con la ropa, con el menaje… No te dejes llevar por que una cosa sea barata o cuqui, si no la necesitas no la compres. Veras que hasta ahorras y todo. ¡Ah! Y no olvides apoyar siempre que puedas a las empresas y profesionales que hacen un auténtico esfuerzo por hacer bien las cosas. Cada compra es un voto, no lo olvides.
  5. Aprovecha lo que los demás no quieren. Te sorprendería saber cuántas de las cosas que te has comprado últimamente, sobre todo, de aquellas relacionadas con la tecnología y los electrodomésticos, podrías haber comprado mucho más baratas de segunda mano. En perfecto funcionamiento. Ahorrando dinero y residuos. Únete a colectivos de reutilización, como Guindalera Reutiliza, u otros que van surgiendo en los barrios de las ciudades a través de Facebook. De la misma manera, pon a disposición de los demás todas aquellas cosas que ya no uses. A alguien le pueden hacer falta.
  6.  Camina o pedalea. Sí, todos los decálogos de sostenibilidad hablan de usar más el transporte público y, efectivamente, eso reduce las emisiones y es mucho más sostenible que cualquier desplazamiento en vehículo privado a motor, pero ¿cuántos pequeños desplazamientos hacemos en transporte público que podríamos hacer fácilmente a pie o en bici, solo por pereza? Camina y/o pedalea y no solo contribuirás a reducir aún más las emisiones y el consumo energético sino que además de cuidar el planeta, te cuidarás a ti mismo, y eso también es clave en la sostenibilidad. Ahí vamos…
  7. Cuídate a ti mismo. Parece una tontería pero es fundamental. Tu buena salud contribuye a un mejor medio ambiente, porque si estás sano y requieres, por ejemplo, menos medicamentos, se reduce su fabricación, la extracción de materias primas y todo el circo que envuelve a las medicinas más comunes en nuestros botiquines. Reducir el gasto sanitario contribuye a la sostenibilidad. Y eso se aplica a comer equilibrado, a hacer ejercicio físico, a respetar tu cuerpo y mimar tu mente. Si no nos importamos nosotros mismos, poco nos importará lo demás.
  8. Descubre tu entorno. Cuando vives en una ciudad que no es la tuya te das cuenta de cuántos nativos apenas conocen la belleza de sus propias ciudades. Organízate fines de semana de descubrimiento, visita aquel parque en el que nunca estuviste, descubre rincones, o coge el tren y acércate a los alrededores de la ciudad. Si tienes bosques o montañas, haz una rutilla sencilla para perderte en lo que te rodea, en eso que tienes que proteger. Si no lo conoces, difícilmente te enamorarás lo suficiente como para defenderlo. Eso sí, respeta el entorno que visites. No dejes basura, no enciendas fuegos, no arranques plantas… ¡Sal del sofá, que vas a echar culo!
  9.  Viaja con sostenibilidad. Si después de conocer tu entorno te animas a ir un poco más allá, no olvides viajar responsablemente. Selecciona los medios de transporte menos contaminantes, busca alojamientos que tengan una filosofía sostenible, huye de los grandes hoteles derrochones y del todo incluido que es un canto al consumo insostenible, no te quedes solo en la playa, conoce a los nativos del lugar, trátales con respeto no como si fueran esclavos al servicio del turista, déjate llevar por el descanso y la aventura.
  10. Involúcrate en una causa. Prueba el voluntariado en un tema que te interese, aporta tus conocimientos profesionales a una entidad que luche por un tema que te motive, intégrate en el movimiento que está trabajando día a día para hacer de este planeta un lugar mejor. A veces puedes pensar que tú no tienes nada que aportar, pero cada granito cuenta y no sabéis cuanto.

Y como hoy es el Día de la Tierra, ¿por qué no lo celebras eligiendo uno de estos puntos y poniéndolo en práctica? Todo es empezar…

 

Aquí os dejamos el resto de enlaces a los posts que han escrito los otros blogs miembros de HolaEco que han participado en este Día de la Tierra lleno de buenos consejos.

  • This is Goood: Ve caminando al trabajo

http://thisisgoood.com/ve-caminando-al-trabajo/

  • Cualquier cosita es cariño: Salir de la zona de confort

www.cualquiercositaescarino.com/salir-de-la-zona-de-confort/

  • Vivir sin plástico: El poder del no

http://wp.me/p6BPfj-pa

Anuncios

12 comentarios en “Los ‘otros’ 10 trucos que nos ayudan a cuidar la Tierra

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s